Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
Ir a canal Instagram de CONAMA
Ir a suscripción de boletín de Conama

Análisis de las ayudas del MITMA para la puesta en marcha de ZBE: riesgos y oportunidades

Autor: Pilar Vega Pindado
Coordinadora proyecto ZBE
Ecologistas en Acción
Otros autores: Carmen Duce Diaz (Ecologistas en Acción)
Formato: Comunicación técnica escrita
Tipo: Científico Técnica
Temática: Energía, eficiencia y cambio climático; Movilidad
Programa Financiación: Otro
ODS relacionados: Ciudades y comunidades
Resumen:
Las zonas de bajas emisiones se plantean como una medida para resolver los problemas de contaminación del aire en las ciudades. En este momento una gran mayoría de los ayuntamientos han iniciado la definición del ámbito de actuación, y los criterios de acceso, circulación y estacionamiento que se implantarán.
El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha destinado 1.500 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, al programa de ayudas a municipios para la implantación de ZBE. La primera convocatoria, cuya resolución definitiva ha sido publicada en mayo de 2022, está dotada con 1.000 millones y se espera una segunda convocatoria, dotada con 500 millones de euros, en las próximas semanas.
Esta investigación ha aplicado una metodología para hacer el un monitoreo del proceso de diseño y ejecución de los proyectos financiados a través de esta convocatoria en diez municipios elegidos. Se ha partido de los proyectos presentados al Ministerio por cada uno de los municipios. Y se ha auditado cada una de las medidas propuestas en el Plan de Zona de Bajas Emisiones, valorando no solo la realización de las mismas sino valorando el impacto positivo que en la realidad tendrán sobre la reducción de la calidad del aire: reducción o no de los contaminantes y del ruido, modificación modal, mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, etc.
Los resultados mostrarán la capacidad de algunas medidas para mejorar o no la calidad del aire en las ciudades, al tiempo que reducir las emisiones de gases de invernadero, y el ruido.